Según la Academia Estadounidense de Neurología: La resonancia magnética por difusión es la mejor prueba diagnóstica para detectar obstrucciones en accidentes cardiovasculares isquémicos

La imagen por resonancia magnética (IRM) por difusión es mejor en el diagnóstico del accidente cerebrovascular isquémico que la tomografía computarizada (TC), de acuerdo con una nueva directriz emitida por la Academia Estadounidense de Neurología. En España, las enfermedades cerebrovasculares causan la muerte de más de 30.000 personas al año, y, actualmente, se consideran la principal causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda en términos absolutos, según datos del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad

MRI Machine --- Image by © Randy Faris/Corbis

La Academia Estadounidense de Neurología ha pedido a los médicos que realicen imágenes por resonancia magnética (IRM) por difusión cuando tengan que diagnosticar accidentes cerebrovasculares isquémicos. Hasta ahora, lo más normal era que los facultativos de urgencias realizaran tomografías computerizadas (TC). Sin embargo, diversos estudios demuestran que el diagnostico es más preciso con una resonancia magnética.

En nuestro país, las enfermedades cerebrovasulares son la principal causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda en términos absolutos, según datos del Ministerio de Sanidad. Cada año, en España mueren más de 30.000 personas al año por este motivo.

Los ictus o accidentes vasculares cerebrales se producen cuando una arteria del cerebro se ocluye o se rompe y millones de neuronas resultan destruidas. El ictus es la segunda causa de muerte en nuestro país y resulta muy frecuente que el paciente superviviente quede con algún tipo de minusvalía permanente. Existen tres tipos de ictus: embolias, trombos in situ y hemorragias cerebrales. Sólo los dos primeros tipos son accidentes cardiovasculares isquémicos.

Una embolia se produce cuando una de las arterias que irrigan al cerebro se ocluye a causa de un coágulo que se ha originado en otra parte del cuerpo y que ha llegado al cerebro a través del torrente sanguíneo. Los neurólogos indican que un trombo puede producirse cuando el coágulo se forma en la propia arteria cerebral. Y, además existe otro tipo de ictus no isquémico en el que la hemorragia cerebral o derrame se da cuando la arteria se rompe, la sangre escapa y puede invadir la cavidad cerebral.

“En el caso de que un paciente llegue al Servicio de Urgencias con síntomas de sufrir un ictus, lo primero que debemos averiguar es si se trata de un accidente cerebral de naturaleza isquémica o hemorrágica. En ambos casos la forma de abordar el ictus será totalmente distinta”, señalan los expertos.

La Resonancia es una tecnología de diagnostico más precisa

Habitualmente, los facultativos realizan una tomografía computerizada (TC) –una técnica de imagen con rayos X para ver el estado de las arterias-. Si la TC revela una embolia o un trombo in situ, se administra un fármaco trombolítico llamado tPA y que suele restablecer la circulación en la arteria ocluida. El inconveniente del tPA es que puede provocar hemorragias cerebrales y debe administrarse en las tres primeras horas desde el inicio de los síntomas. Más allá de las tres horas, los riegos de este fármaco pueden superar a sus beneficios.

La IRM por difusión –técnica que mide el movimiento del riego sanguíneo- puede indicar dónde está la oclusión arterial de manera más exacta que una tomografía computerizada. Uno de los estudios revisados por la Academia Estadounidense de Neurología revela que las resonancias magnéticas detectan el accidente cerebrovascular con precisión en el 83% de los casos, mientras que las TC sólo aciertan en un 26% de las ocasiones.

“Esta nueva directriz ruega a los facultativos de urgencias que utilicen primero la IRM en el diagnóstico y tratamiento de los accidentes cerebrovasculares agudos”, señaló el doctor Peter Schellinger del Centro Clínico Johannes Wesling en Minden (Alemania). Los expertos también señalan que la TC sí se puede usar como primera opción de diagnóstico cuando una persona necesite una inyección trombolítica de emergencia si la IRM no está disponible de inmediato.

Fuentes:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_100959.html

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003786.htm

Publicado en ENFERMEDADES CEREBROVASCULARES, SNC

Logo ATM

Nota

Todos los artículos publicados en esta web son revisados por los Doctores de nuestro Comité Científico.

Linkedin

Síguenos en icono_linkedin

twitter

Facebook

VÍDEOS DESTACADOS

VÍDEOS DESTACADOS

Vídeos

Vea nuestros vídeos

Vea nuestros vídeos
youtube Click aquí...
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.